Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Biodiversity

Conservación de especies amenazadas

Composición oval que presenta varias especes amenazadas: oso pardo, aguila imperial, lince y quebrantahuesos

La Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y la Biodiversidad establece la garantía de conservación de especies autóctonas silvestres. Así, en su artículo 52 indica que las comunidades autónomas adoptarán las medidas necesarias para garantizar la conservación de la biodiversidad (…), atendiendo preferentemente a la preservación de sus hábitats y estableciendo regímenes específicos de protección para aquellas especies silvestres cuya situación así lo requiera. Dichas especies se incluirán en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

De forma general, la Ley 42/2007 establece la prohibición de dar muerte, dañar, molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres, sea cual fuer el método empleado o la fase de su ciclo biológico, siempre que a las especies no les sea de aplicación regulación específica sobre montes, caza, agricultura, pesca continental y pesca marítima. De este modo, en el caso de animales se continúa el concepto de “todas las especies están protegidas aunque algunas se pueden explotar”. Para el resto de especies (por ejemplo flora y hongos) las medidas de prohibición de recogerlas, cortarlas, mutilarlas, arrancarlas, comerciarlas o destruirlas intencionadamente se aplicarán en el caso de su inclusión en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (artículos 52 a 56 de la Ley 42/2007).