Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Agricultura

Inspeccion fitosanitaria. Pasaporte fitosanitario

Pasaporte fitosanitario y manuales de procedimiento

imagen

 

El Mercado Único Europeo permite desde el año 1993, la libre circulación de mercancías en el espacio comunitario, eliminando las fronteras entre los Estados Miembros, y por lo tanto las inspecciones fitosanitarias fronterizas que se realizan en aquellos vegetales y productos vegetales cuya circulación puede suponer un riesgo fitosanitario, debido a las plagas de cuarentena  de las que pueden ser potenciales hospedadores. Los controles en frontera entre los países comunitarios, han sido sustituidos por inspecciones en los centros de producción de este tipo de vegetales y/o productos vegetales, con independencia de que se pueden efectuar controles aleatorios en cualquier punto de la cadena comercial.

¿Qué es el Pasaporte Fitosanitario?

El Pasaporte fitosanitario es el documento que garantiza que los vegetales, productos vegetales y otros objetos que los acompañan, han sido sometidos a los controles y/o tratamientos fitosanitarios que exige la normativa vigente, y por lo tanto, se encuentran libres de plagas de cuarentena.
 
Para que una empresa esté autorizada a expedir Pasaporte Fitosanitario, es imprescindible que esté inscrita en el Registro Oficial de Productores, Comerciantes e Importadores (ROPCIV). Las empresas implicadas, en la producción y comercialización de alguno de los vegetales o productos vegetales que deben llevar asociados Pasaportes fitosanitarios, deben solicitar la inscripción en el ROPCIV y la autorización para expedir Pasaporte Fitosanitario, en los Organismos Competentes de Sanidad Vegetal de sus respectivas Comunidades Autónomas.

Existen dos tipos de pasaporte que se diferencian del que se utiliza de forma habitual para la circulación intracomunitaria (Pasaporte Fitosanitario PF), y que llevan un distintivo que los identifica:

• Pasaporte Fitosanitario para Zona Protegida, con distintivo “ZP”: se utiliza cuando el destino de la mercancía es una Zona Protegida para una plaga determinada oficialmente por los Organismos Competentes.
• Pasaporte Fitosanitario de Sustitución, con distintivo “RP”: se puede autorizar cuando un comerciante mezcla o divide partidas que ya se acompañan de Pasaporte Fitosanitario. Este Pasaporte sustituye al de origen, y en él siempre se identifica el número de registro del Productor original del material vegetal

¿Cómo es?   
  
Consiste en una etiqueta, y cuando proceda, de un documento de acompañamiento (factura, albarán, o cualquier otro documento con fines comerciales), que acompañan a determinados vegetales o productos vegetales, sus embalajes, o los vehículos en los que son transportados, para poder circular dentro del espacio sin fronteras de la UE.

Cada partida de vegetales o productos vegetales debe llevar al menos una etiqueta de Pasaporte Fitosanitario completa (con toda la información), o bien una etiqueta  simplificada asociada a un documento de acompañamiento que proporcione la misma información que la etiqueta completa.

¿Qué información debe aparecer en el Pasaporte Fitosanitario? 

El Pasaporte Fitosanitario debe contener la siguiente información (Orden de 17 de mayo de 1993):

En la etiqueta que acompaña a los vegetales, sus embalajes, o los vehículos:
• La denominación “Pasaporte Fitosanitario CE”
• Número del Pasaporte Fitosanitario: ES/XX/YY/ZZZZ/Nº serie, semana o lote Teniendo en cuenta que:

 

imagen

 

La siguiente información, puede aparecer en la etiqueta (cuando sea del tipo completa) o en el documento de acompañamiento (cuando se utilice la etiqueta simplificada):
• Nombre latino
• Cantidad
• Distintivo ZP, si procede, y nombre de la zona protegida para las que se autoriza
• Distintivo RP, si procede, y código del productor o importador registrado en primer lugar
• País de origen: cuando no sea miembro de la UE

 

¿Qué vegetales y productos vegetales necesitan Pasaporte Fitosanitario?

El Real Decreto 58/2005 de 21 de enero establece, en su Anexo V.A los vegetales, productos vegetales y otros objetos, que por ser portadores de determinados organismos nocivos, deben ir acompañados de un Pasaporte fitosanitario, bien para todo el territorio de la Comunidad (Sección I) o bien para determinadas Zonas Protegidas (Sección II). Además, algunos vegetales  o productos vegetales, requieren Pasaporte Fitosanitario como consecuencia de las Medidas de emergencia de la Comisión.

Con relación a la necesidad del Pasaporte Fitosanitario, se distinguen tres grupos de vegetales o productos vegetales:

1. Los que deben ir siempre acompañados de Pasaporte Fitosanitario. En este grupo se incluyen aquellos vegetales o productos vegetales que se consideran de mayor riesgo fitosanitario por los organismos nocivos que pueden ir asociados, y es por lo que se controlan en toda la cadena comercial: vegetales destinados a plantación de algunos géneros y especies, patata de siembra, algunos frutos (algodón, vid y cítricos con hojas y pedúnculo), semillas de especies hortícolas y algunas maderas.
2. Los que sólo se acompañan de Pasaporte Fitosanitario cuando el destino de la mercancía es un profesional del cultivo vegetal. Este grupo está compuesto por vegetales destinados a plantación, algunas semillas y bulbos de hortícolas, y bulbos de especies con uso ornamental.
3. Los que, en función del destino de la mercancía, puede ser necesario expedir un Pasaporte Fitosanitario con distintivo “ZP” si se trata de una Zona Protegida para un organismo nocivo.

En el siguiente link, se puede encontrar el listado de vegetales y productos vegetales que necesitan pasaporte fitosanitario según la necesidad y destino del envío.

Manuales de procedimiento

 

Manual de Procedimiento de Inspección Fitosanitaria en el Mercado Interior Europeo


El Manual de Procedimiento de Inspección Fitosanitaria está dirigido a los inspectores pertenecientes a las Comunidades Autónomas. Se trata de un documento que proporciona las normas de actuación en materia fitosanitaria y armoniza los controles fitosanitarios en los distintos territorios. Es un documento que se va actualizando según hay revisiones de la legislación.

La estructura del manual está dividida en dos bloques, el primero es el Procedimiento General en el que se describe el ROPCIV, Pasaporte Fitosanitario, y el procedimiento que se ha de seguir para la inscripción en el ROPCIV y la autorización de Pasaporte. También se describen las inspecciones fitosanitarias a los que se someten los vegetales y productos vegetales, el Plan nacional de inspecciones, y las particularidades de la normativa que se ha de tener en cuenta en el ámbito de la sanidad vegetal.  El segundo bloque está constituido por fichas descriptivas de cada uno de los vegetales y/o productos vegetales que requieren Pasaporte Fitosanitario, y fichas descriptivas de cada uno de los organismos nocivos de cuarentena.

  

 

Manual de Procedimiento para la aplicación de la Normativa Fitosanitaria de la patata

 
La patata es huésped de un gran número de plagas y enfermedades de cuarentena recogidos en la legislación fitosanitaria europea vigente, y por ello requiere las plantas y tubérculos de patata siempre estén acompañados de un Pasaporte Fitosanitario expedido por el productor o comerciante de dicho material. Esto significa que, las plantas o tubérculos han sido producidos por una empresa debidamente registrada, sometida a los reglamentarios controles fitosanitarios y permite, en todo caso, garantizar la trazabilidad del material vegetal ante la aparición de cualquier problema.

El Manual de Procedimiento para la aplicación de la Normativa Fitosanitaria de la patata, es un documento que pretende recoger las medidas que deben adoptarse contra los organismos nocivos de cuarentena regulados y que afectan al cultivo de la patata, con el fin de impedir su aparición, y en caso de que aparezcan, determinar su distribución y combatirlos con el fin de erradicarlos. El documento está dirigido a los inspectores fitosanitarios pertenecientes a las Comunidades Autónomas, responsables de los campos de producción y del comercio de patata, y trata de fijar unos criterios de actuación para cada una de las tareas que deben llevarse a cabo en el control de este material vegetal.

El Manual recoge todos los organismos nocivos asociados a la patata y regulados por la Directiva 2000/29/CE, incluyendo una serie de fichas descriptivas que facilitan la identificación al inspector fitosanitario, así como  los requisitos fitosanitarios que se deben cumplir para que se pueda comercializar. Además, hay una parte del documento que se centra en los organismos nocivos asociados a la patata regulados por las Directivas de Control de la UE: podredumbre anular (Clavibacter michiganensis subsp: sepedonicus); podredumbre parda (Ralstonia solanacearum); sarna verrugosa (Synchytrium endobioticum) y nematodos del quiste (Globodera pallida y Globodera rostochiensis).