Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Aguas subterráneas

Nacimiento del Río Cuervo, Cuenca

Las aguas subterráneas son parte esencial del ciclo hidrológico. Aunque el ciclo es único e indivisible, los estudios se realizan de forma independiente debido a las peculiaridades de ambas porciones, pero sin olvidar sus interconexiones, ya que en definitiva el agua es siempre la misma.

El agua se almacena en las formaciones geológicas porosas denominadas “acuíferos”, dentro de los cuales se mueve y presenta interrelaciones con las aguas superficiales, lo que se manifiesta de forma notoria en la aparición de fuentes naturales y zonas húmedas.

La aprobación de la Directiva Marco del Agua ha supuesto un hito en la gestión de las aguas en Europa, introduciendo nuevos conceptos, modificando los esquemas al uso en nuestras redes de control; en definitiva, modificando de forma sustancial la forma de gestionar el agua.

Fuente de San Antón, Almonacid de Zorita, Guadalajara

Esta Directiva, tiene por objeto tal y como en ella se enuncia, el conseguir el buen estado de todas las aguas, continentales, de transición, costeras y subterráneas. Se entiende como buen estado para las aguas subterráneas el buen estado químico y el buen estado cuantitativo.

Los principales problemas que afectan a las aguas subterráneas en este momento están relacionados con el estado de los niveles de los acuíferos y calidad de sus aguas, con las consiguientes repercusiones negativas que de ello se derivan tanto para la salud humana como para los ecosistemas acuáticos y los ríos.

Las Redes de Control de las Aguas Subterráneas: Estado Cuantitativo y Calidad

La medición de los niveles del agua subterránea, así como el control de su calidad, se inició en los años setenta en muchos acuíferos por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME). Toda la información piezométrica y de calidad se comenzó a tratar de forma sistemática a partir de 1985. En año 1992, la antigua Dirección General de Obras Hidráulicas y Calidad de las Aguas, ahora Dirección General del Agua (DGA) definió las bases de diseño de una red de control general de las aguas subterráneas con objeto de modernizar y actualizar las redes existentes. Los Organismos de cuenca redactaron los proyectos de construcción e implantación de nuevas redes en sus respectivos ámbitos de gestión en 1996-97. Es el IGME el que continúa controlando las redes de aguas subterráneas hasta el año 2001. En ese año, la gestión de las redes es traspasada definitivamente a la DGA y a los Organismos de cuenca, los cuales, a partir de ese año, inician el proceso de adaptación a los criterios que establece la Directiva Marco del Agua. Para ello, en estos años se han construido cientos de piezómetros nuevos en cada cuenca y se han seleccionado nuevos emplazamientos para determinar el estado químico de las Masas de Agua, cuya información se puede consultar en el visor cartográfico.

          - Jornadas y congresos

          - Consultas a través del visor del Sistema de Información de Recursos Subterráneos