Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Neumáticos

¿Qué son los neumáticos fuera de uso (NFU)?

Neumáticos fuera de uso

Los neumáticos, son piezas de caucho, con o sin cámara de aire,que se monta sobre una llanta de una rueda. Los Neumáticos fuera de uso (NFU) son aquellos neumáticos que se han convertido en residuos, es decir, que su poseedor haya desechado o tenga la intención u obligación de desechar.

 

La gestión de este tipo de residuo, por sus características y por su proliferación, se regula por el Real Decreto 1619/2005, de 30 de diciembre, sobre la gestión de los neumáticos fuera de uso.

El ámbito de aplicación del Real Decreto 1619/2005 incluye todos los neumáticos puestos en el mercado nacional de reposición  salvo los siguientes: 

-       los neumáticos de bicicleta.

-       los neumáticos cuyo diámetro exterior sea superior a 1400 milímetros.

Según este Real Decreto 1619/2005 los productores de neumáticos (fabricantes e importadores) están obligados a realizar o a financiar la gestión de estos NFU.... Ver apartado Sistemas Integrados de Gestión

Actualmente existen dos SIG de neumáticos fuera de uso:

-       Signus.

-       TNU.

¿Dónde se generan?

En España, se producen, anualmente alrededor de 200.000 toneladas de NFUen los talleres donde se realiza el cambio de neumáticos y en los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT)de vehículos fuera de uso.

¿Qué características tienen?

Los neumáticos fuera de uso son neumáticos que han sido utilizados y de los que sus poseedores se han desprendido, bien porque por esa utilización su superficie  de caucho se haya desgastado o su estructura interna haya perdido total o parcialmente sus características de resistencia mecánica y ya no cumplan los requisitos de la normativa aplicable, o bien porque sus propietarios los hayan sustituido por otros nuevos.

Algunos de ellos pueden ser recauchutados y utilizados de nuevo; otros no pueden recauchutarse y se destinan a su valorización material o se utilizan como combustible en fábricas de cemento, centrales térmicas, etc.

 

¿Por qué se deben gestionar adecuadamente?

La recogida de estos residuos tiene como objetivo posibilitar el reciclaje de calidad de los materiales y componentes que los conforman, hecho que comporta un ahorro de energía, emisiones y materias primas, consiguiendo los siguientes beneficios:

-       Producir nuevos productos, con materias primas procedentes de los neumáticos fuera de uso.

-       La utilización en la industria y en las obras públicas del polvo de caucho para mezclas bituminosas de pavimentos de carreteras o  el granulado de  caucho para la fabricación de pavimentos resistentes al  desgaste, y un amplio etcétera. 

-       Evitar los daños ambientales asociados a su depósito en vertederos, práctica prohibida  explícitamente en el RD 1619/2005 de vertido de residuos, fundamentalmente debido a la dificultad de ser compactados, ocupando  un  gran volumen en los vertederos, a que su forma  permite anidar vectores biológicos (roedores, insectos, etc.) y a ser  combustibles, con una gran tenacidad en el incendio lo que hace  muy difícil la extinción.

El Plan Nacional Integrado de Residuos 2008 – 2015, fijalos siguientes objetivos cuantitativos (%) de valorización y reciclaje: 

 

 

                      2008                   2012                        2015

PREVENCIÓN  

- Reducción

- Recauchutado

 

 

-

15 %

 

8 %

20 %

VALORIZACIÓN

                98 %

98 %

98 %

RECICLAJE

50 % (40 % del caucho en mezclas bituminosas)

52 % (42 % del caucho en mezclas bituminosas)

55 % (45 % del caucho en mezclas bituminosas)

Acero: 100 %

Acero: 100 %

Acero: 100 %

VALORIZACIÓN ENERGÉTICA

30 %

25 %

20 %

¿Cuál es su ciclo de gestión?

Neumáticos fuera de uso

El ciclo más habitual es el siguiente:

-        El ciclo comienza con el desmontaje en los talleres de recambio de neumáticos, en los que se sustituyen por otros nuevos o por neumáticos recauchutados o de segunda mano.

-        Los talleres entregan estos neumáticos a los gestores autorizados.

-        Desde los talleres se transportan a los Centros de Recogida y Clasificación donde se inspeccionan y, según sean sus condiciones se agrupan como neumáticos de ocasión o de segunda mano, neumáticos para recauchutar o neumáticos no aptos para ninguno de los destinos citados; estos últimos se destinan a valorización material o energética. 

Los neumáticos clasificados como de  segunda mano y los que han sido recauchutados se vuelven a introducir en el mercado. Estas  actividades de clasificación como neumáticos de ocasión o de segunda mano, o bien como aptos para el recauchutado, están  consideradas según la legislación en vigor,  como reutilización y  “preparación para la reutilización”, respectivamente.

 

 

¿Cómo se pueden prevenir?

El desgaste, provocado por el uso de los neumáticos, hace que periódicamente los usuarios deban cambiar de neumáticos en sus vehículos. No obstante, los productores, en sus planes empresariales de prevención de NFU, deben identificar mecanismos que permitan alargar la vida útil de sus neumáticos y facilitar su reutilización.

Como actividad de prevención se recomienda la conducción de los vehículos con los neumáticos inflados a las presiones recomendadas por sus fabricantes y reduciendo en la medida de lo posible las aceleraciones o frenadas bruscas para reducir su  desgaste, es decir, prolongando su vida útil.

¿Cómo se recogen?

Los talleres de recambio de neumáticos o los CAT de vehículos fuera de uso los entregan a gestores autorizados para su traslado a los ya citados Centros de Clasificación o a instalaciones de tratamiento.

¿Cómo se tratan?

Esquema del ciclo de Neumáticos

Esquema resumen del tratamiento de los NFU.

 

Recauchutado

-Neumáticos de ocasión. Son neumáticos que aún no están al final de su vida útil y son aptos para el mercado de segunda mano.

 Neumáticos no aptos, no son apropiados ni como neumáticos de ocasión ni para el recauchutado, y por lo tanto su única posibilidad de tratamiento es la valorización. Para ello se entregan a centros de transformación o empresas para usarlos en aplicaciones de ingeniería civil.

 Neumáticos para recauchutar. Son neumáticos que han sido usados y que tienen gastadas  sus respectivas bandas de rodadura  pero que, sin embargo,  continúan reuniendo otras condiciones técnicas suficientes  tales como la integridad y las características resistentes de sus carcasas (mallas que constituyen las estructuras de los neumáticos); estas condiciones permiten que sus bandas de rodadura sean sustituidas por otras nuevas mediante el proceso de recauchutado y puestos de nuevo en el mercado.

En los centros de transformación los neumáticos son triturados y separados en las siguientes fracciones:

 Acero, procedente de cables de acero y las mallas que  tienen los neumáticos para sujetarlos a las llantas y  para proporcionarles mayor resistencia. Estos cables y mallas de acero se separan antes del proceso de trituración. 

 Textil, procedente de las mallas de fibras  textiles,  que además de las metálicas,  tienen los neumáticos para proporcionarles resistencia. Estas se separan durante el proceso de  trituración.

 Chips, son trozos de neumático ,  de  unos 2, 5 cm X 2, 5 cm   que se obtienen  por  trituración .

 Granza, son unos pequeños gránulos de neumático triturados, de tamaños comprendidos entre 1 mm  y 10 mm, aproximadamente.

 Polvo de neumático, es la fracción más fina que se obtiene de la trituración del neumático. Su tamaño oscila entre 0,5 mm y 1 mm.

Las fibras textiles que se obtienen de los neumáticos son depositadas en vertederos. El resto de las fracciones se reciclan o valorizan.

¿Qué aplicaciones tienen los materiales reciclados?

Neumáticos fuera de uso

Las fracciones procedentes del triturado del neumático tienen como usos:

a) Los triturados en forma de polvo de caucho, es decir, en tamaños comprendidos entre 0,5 mm y 1 mm, se utilizan como elementos constituyentes de mezclas bituminosas para pavimentos de carreteras. Todos estos usos se consideran como la  valorización material de estos residuos.

b) Los troceados en forma de granza, es decir de tamaños comprendidos entres 1 mm y 10 mm, tienen diversas aplicaciones, tales como materiales granulares de la base del césped artificial para campos de deportes, para la fabricación de elementos de protección de carreteras, en particular como revestimientos de las barreras “bionda”; para superficies de parques de juegos infantiles; para la fabricación de baldosas para pavimentos sometidos a gran desgaste, etc.

c) Combustible en plantas de fabricación de cementos y centrales de generación de energía y plantas de incineración de otros residuos.

d) Los neumáticos troceados se utilizan para la protección de las láminas geotextiles de aislamiento de los vertederos y para el aislamiento frente al agua de las edificaciones y los troceados en tamaños de “chips” se utilizan como materiales granulares para los sistemas de drenaje.

e) El acero se reintroduce como materia prima en las acerías.

Los neumáticos enteros tienen los siguientes usos:

Se usan como elementos de construcción para la estabilización de taludes, para la protección de costas y riberas fluviales y para la protección contra la erosión.