Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Costas y Medio Marino

Estrategias marinas

Logotipo estrategias marinas

Las Estrategias Marinas, instrumento de planificación del medio marino creado al amparo de la Directiva 2008/56/CE, de 17 de junio de 2008, por la que se establece un marco de acción comunitaria para la política del medio marino (Directiva marco sobre la estrategia marina), tienen como principal objetivo, la consecución del Buen Estado Ambiental (BEA) de nuestros mares a más tardar en 2020. La transposición de dicha directiva al sistema normativo español se recoge en la Ley 41/2010, de 29 de diciembre, de Protección del Medio Marino.

Los 11 descriptores del Buen Estado Ambiental, establecidos por la Directiva son D1: Biodiversidad, D2: Especies alóctonas, D3: Especies explotadas comercialmente, D4: Redes tróficas, D5: Eutrofización, D6: Integridad de los fondos marinos, D7: Alteraciones de las condiciones hidrográficas, D8: Contaminantes y sus efectos, D9: Contaminantes en los productos de la pesca, D10: Basuras marinas y D11: Energía, incluido ruido submarino. Estos 11 descriptores suponen el punto de referencia sobre los que determinar el buen estado ambiental del medio marino.

Para su desarrollo, la Comisión Europea aprobó la Decisión de la Comisión 2010/477/UE sobre los criterios y las normas aplicables al buen estado ambiental de las aguas marinas, donde se definen los criterios e indicadores asociados que permiten evaluar el buen estado ambiental, y su relación con los descriptores cualitativos, en que basar la aplicación de las estrategias marinas.

Con la finalidad de avanzar hacia la consecución del objetivo lograr o mantener un buen estado ambiental del medio marino a más tardar en el año 2020, se establecieron las siguientes fases, que deben abordar los Estados Miembros:

  • Una evaluación inicial de las aguas marinas, que comprendiera un análisis del estado ambiental actual, de los principales impactos y presiones, así como del análisis económico, social y del coste que supone el deterioro del medio marino
  • La definición del buen estado ambiental, de acuerdo a los 11 descriptores del buen estado ambiental, para cada subregión marina. La propuesta de objetivos ambientales e indicadores asociados para las aguas marinas, con objeto de orientar el proceso hacia la consecución del buen estado ambiental del medio marino
  • El establecimiento de Programas de seguimiento coordinados, para evaluar permanentemente el estado ambiental de las aguas marinas
  • La elaboración y puesta en marcha de Programas de medidas, necesarios para lograr o mantener el buen estado ambiental del medio marino 

La directiva establece regiones y subregiones marinas, estando las aguas españolas incluidas en la Región Atlántico Nororiental (Subregiones de Golfo de Vizcaya y las costas ibéricas y macaronésica de Canarias) y en la Región Mediterránea (Subregión Mediterráneo Occidental).

Las Estrategias marinas en España

La Ley 41/2010 supone la herramienta legal de transposición de la Directiva. Esta ley dividió el medio marino español en cinco demarcaciones marinas: noratlántica, sudatlántica, Estrecho y Alborán, levantino-balear y canaria, para cada una de las cuales se ha de elaborar una estrategia marina, con un período de actualización de 6 años.

Herramientas de Coordinación y Cooperación

Con la intención de facilitar la coordinación nacional de aplicación de las estrategias marinas, y siguiendo la Ley 41/2010, se crea la Comisión Interministerial de Estrategias Marinas (CIEM), mediante Real Decreto 715/2012, de 20 de abril. Sus principales funciones están destinadas a la elaboración, aplicación y seguimiento de la planificación del medio marino.

Igualmente, cumpliendo lo establecido en el artículo 22 de la ley 41/2010, se crean los Comités de Seguimiento de las estrategias marinas, mediante Orden AAA/705/2014, de 28 de abril, estableciéndose su composición, funciones y régimen de funcionamiento, y definiéndose un Comité para cada una de las demarcaciones marinas. Estos Comités tienen por objeto la coordinación entre la Administración General del Estado y las comunidades autónomas en materia de estrategias marinas.

Las primeras fases de las estrategias marinas

Fruto de una intensa labor de recopilación, consulta y revisión documental, en 2012 se finalizaron los trabajos técnicos de las tres primeras fases (Evaluación inicial, definición del buen estado ambiental e identificación de los objetivos ambientales) de las 5 demarcaciones marinas españolas. Los documentos se sometieron a consulta pública en la página Web del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente desde el 1 de junio hasta el 15 de julio de 2012, tomándose en consideración para la redacción de los textos definitivos las respuestas y aportaciones recibidas. Los objetivos ambientales de las estrategias marinas, junto con la definición de buen estado ambiental, se aprobaron por Acuerdo de Consejo de Ministros el 2 de noviembre de 2012.

El resultado de esta primera aproximación constituye el marco de referencia para las siguientes fases.

Programas de Seguimiento de las estrategias marinas

En 2014, se procedió al diseño de los Programas de Seguimiento, con la premisa de aprovechar al máximo los programas ya existentes, y garantizar la coordinación y coherencia con otros países de una misma subregión marina. Su desarrollo ha requerido un gran esfuerzo de diseño por parte de los grupos de trabajo constituidos al efecto.

Tras haber sido sometidos a un período de consulta pública para su puesta en conocimiento del público interesado, hasta el día 30 de septiembre de 2014, a principios del mes de marzo se procedió al reporting final a la Comisión Europea de los mencionados Programas de Seguimiento.  

Programas de medidas

Actualmente, se ha comenzado a trabajar en el diseño de la propuesta del Programa de medidas, que deberá completarse a más tardar en 2015. Para su diseño ello se procederá a un análisis crítico de las medidas ya existentes, tanto en el ámbito autonómico como nacional e internacional, procediéndose a analizar si dichas medidas son suficientes para alcanzar el buen estado ambiental del medio marino en el año 2020, así como para la consecución de los objetivos ambientales. En aquellos casos en los que se necesiten medidas adicionales, éstas serán incluidas en la propuesta del Programa de Medidas de las Estrategias marinas, sometiéndose a un análisis coste-beneficio y coste-eficacia. Además su efectividad deberá evaluarse periódicamente.

Las estrategias marinas, incluyendo su correspondiente Programa de Medidas, se aprobarán por Real Decreto, siguiendo lo estipulado en el artículo 15 de la Ley 41/2010. De este modo, en 2016, con la puesta en marcha de las medidas aprobadas, se cerrará el primer ciclo de las estrategias marinas.