Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Camino Natural de Fuerteventura

  • Camino Natural de Fuerteventura

Fuerteventura es la segunda isla más extensa del archipiélago canario, y fue declarada en su totalidad Reserva de la Biosfera por la UNESCO el 26 de mayo de 2009. La geomorfología representa el factor paisajístico dominante y sus amplias playas, su mayor atractivo turístico.

Seleccione una etapa:

fuerteventura.pngGR1. Isla de Lobos SL FV 2 PR FV 1 GR2. Corralejo - La Oliva GR3. La Oliva - Tefía PR FV 9 PR FV 15.1 PR FV 15 GR4. Tefía - Betancuria SL FV 29 SL FV 27 SL FV 28 GR5. Betancuria - Pájara SL FV 31 GR6. Pájara - La Pared SL FV 53 GR7. La Pared - Risco del Paso GR8. Risco del Paso - Morro Jable PR FV 54 PR FV 55 GR9. Morro Jable - Punta Jandía PR FV 56 Fuerteventura

 

Recorrer las nueve etapas en que se divide el Camino Natural GR-131 implica atravesar el islote de Lobos y la isla de Fuerteventura de norte a sur por un característico paisaje semidesértico, ausente de cobertura arbolada en casi la totalidad del recorrido, abarcando desde los evocadores paisajes de arenas doradas y hermosas playas de aguas turquesas hasta los malpaíses volcánicos, donde la lava solidificada ha dado lugar a terrenos desérticos y a formaciones de alto valor por su singularidad visual.

El Camino Natural discurre por senderos de perfil suave, salvo excepciones, como la subida al Pico de la Zarza o a la degollada del Cofete, ya que la orografía de Fuerteventura está marcada por un acentuado efecto de la erosión, con elevaciones suavizadas por los vientos y las lluvias a lo largo de siglos.

La isla es rica en espacios naturales protegidos, que comprenden casi el treinta por ciento de su superficie, la mayoría de los cuales podremos disfrutar a lo largo del trayecto. El sendero transita por el Parque Natural del Islote de Lobos; el Monumento Natural del Malpaís de la Arena y sus lavas asociadas, que constituyen las últimas manifestaciones volcánicas registradas en Fuerteventura; la Montaña "sagrada" de Tindaya, un lugar emblemático para los majos, el pueblo aborigen; el Parque Rural de Betancuria, el espacio natural más extenso de la isla, con su paisaje de barrancos en forma de "U"; el Monumento Natural Montaña Cardón, y ya en el extremo sur, el Paruqe Natural de Jandía, con muestras de todos los hábitats que es posible encontrar en la isla: el sabulícola (playas y arenas), el saladar, las llanuras pedregosas, los barrancos y las vaguadas y cumbres.

A pesar de la escasa cubierta vegetal, por el camino encontraremos numerosos endemismos, entre los que destaca el cardón de Jandía (Euphorbia handiensis), además de palmeras y tarajales en los cauces de barrancos y valles. La isla también es el hábitat de gran cantidad de aves, muchas de ellas migratorias, entre las que encontraremos a la hubara canaria (Chlamydotis undulata fuertaventurae), la pardela cenicienta (Calonectris diomedea), el guirre (Neoprhron percnopterus majorensis) o el aguililla (Buteo buteo insulrum).

A través del Camino Natural también conoceremos la historia de Fuerteventura, su cultura aborigen anterior a la conquista normanda y su pasado señorial, además de los distintos sistemas de cultivo tradicionales, con los que el pueblo majorero ha luchado frente a la hostilidad del terreno y la falta de agua para desarrollar su actividad agraria.

Es imprescindible apuntar que la conjunción de ausencia de cobertura arbórea y del clima desértico y árido de la isla, con la escasez de lluvias y temperaturas casi constantes todo el año por encima de los 20ºC, obliga al caminante a proveerse de protección solar y de abundante agua antes de afrontar cualquier etapa, y si nos encontramos en los meses estivales, evitar caminar en las horas centrales del día.

Enlaces de Interés