Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Desarrollo Rural

Camino Natural del Canal de Mª Cristina y sus ramales

  • Camino Natural del Canal de MªCristina y sus ramales

Junto al agua más tranquila

Este canal se empezó a construir en 1804, bajo el reinado de Carlos IV, para desaguar hacia el Júcar las aguas encharcadas que rodeaban Albacete. Gracias a este drenaje se habilitaron para uso agrícola numerosas tierras antes baldías y se mejoraron las condiciones sanitarias para la población. En la actualidad, esta red de canales ha perdido prácticamente su función debido al descenso del nivel freático, salvo en la ciudad de Albacete, donde sigue funcionando como colector urbano.

Perfil MIDE del CN de Mª Cristina y sus ramales

Para su mejor desarrollo, el recorrido de este Camino Natural se ha fragmentado en cinco ramales, coincidentes con el trazado de los canales más importantes de esta gran obra de ingeniería.

Ramal principal o del Canal de Mª Cristina

Ejemplar aislado de pino piñonero (Pinus pinea) visible desde el camino

El recorrido comienza en el parque Fiesta del Árbol, a las afueras de Albacete, y continúa por la margen derecha del Canal de María Cristina. Poco antes de alcanzar el primer kilómetro, un panel informativo explica los distintos aspectos geográficos y geológicos de la zona. Después, sigue por el paso subterráneo de la carretera a Barrax, la N-430 y, a escasos 200 metros de avance por la margen izquierda del canal, cruza un puente. El Camino retoma la margen derecha del canal y tres kilómetros después llega al paraje denominado “El Palo”, que tiene un área recreativa y agua potable. El Camino cruza otro puente para continuar por la margen izquierda del canal hasta llegar 230 metros después a una bifurcación que marca el fin de este recorrido.

Ramal del Canal de los ojos de San Jorge

Vista del paraje Huerta del Rey

Partiendo desde la bifurcación situada al final del ramal principal, este segundo trazado continúa por el camino de la derecha que discurre paralelo al Canal de El Acequión. Dejando atrás el paso subterráneo de la autovía Linares-Albacete, A-32, para dirigirse al área recreativa Huerta del Rey. En este punto el trazado se bifurca en la convergencia con el Canal de El Acequión y toma el camino de la izquierda, paralelo al paraje Huerta del Rey.

A 120 metros del punto kilométrico 7 el recorrido alcanza el cruce con la Vía Verde a Alcaraz y continúa por el camino que sale perpendicular a ésta. El recorrido atraviesa después el cruce por el que se accede al vecino Canal de Acequión y a la Ruta del Quijote. Pasada una zona habilitada para realizar ejercicio, el Camino describe suaves curvas hasta alcanzar el área recreativa situada al final del mismo.

Ramal del Canal del Acequión

Alcaudón (Lanius senator) posado en la valla del camino

Este ramal, de unos diez kilómetros de longitud, comienza metros antes del paraje Huerta del Rey, en una bifurcación en la que hay que tomar el camino de la derecha que discurre por la margen derecha del canal. El recorrido continúa hasta alcanzar el cruce con el Cordel de Leniza. Unos metros después llega a una pequeña área de descanso, desde donde es posible tomar la Vía Verde de la Sierra de Alcaraz por el camino que sale a la izquierda.

El trazado continúa hasta llegar a un cruce que da acceso a la carretera a Barrax, la N-430, y al ramal Ojos de San Jorge, a 7,4 kilómetros del final. Ya en los últimos kilómetros, alcanza un cruce que, de nuevo, comunica con la carretera a Barrax y llega a la confluencia con el Canal de La Lobera. Justo antes de otro cruce que de nuevo permite sobrepasar la N-430, hay unos bolardos en el camino. Tras superarlos el Camino cruza un puente sobre el canal para después pasar un segundo grupo de bolardos y retomar su ruta por la margen izquierda del canal hasta el paso subterráneo que cruza la N-430.

A la izquierda del trazado se sitúa un área deportiva, mientras que la ruta avanza por un trazado recto para acercarse a una finca. Al poco de pasar el punto kilométrico 14, alcanza un puente tras el que continúa por la margen izquierda del canal hasta alcanzar el final del recorrido en la laguna seca de El Acequión.

Ramal del Canal del Salobral

Olmos (Ulmus pumila)

El ramal de El Salobral conduce a la población de Aguas Nuevas y comienza en la confluencia del Canal de El Salobral con el de La Estacadilla. El primer tramo continúa recto por la margen derecha del Canal de El Salobral. Pasados unos 500 metros llega al cruce con el Cordel de Balazote que da servicio a la urbanización de El Plantío. Tras cruzarlo, el Camino describe una curva hacia la izquierda y unos 400 metros después alcanza el paso subterráneo de la carretera a Jaén N- 322.

Posteriormente llega al cruce con el camino de La Bacariza, a 5,7 kilómetros del final de este ramal, desde donde continúa recto para girar después hacia la derecha. A esta altura, deja a la izquierda un área deportiva y después bordea la urbanización Los Prados, que queda al lado izquierdo. A partir del punto kilométrico 9, el cauce del canal tiene agua, por lo que la vegetación del mismo contrasta con los campos de cultivo que hay al otro lado del Camino. Poco después, gira a la derecha y cruza la Cañada Real Andaluza para llegar al final del ramal. La población de Aguas Nuevas se encuentra a 700 metros de este punto y es accesible por un camino rural.

Ramal del Canal de La Estacadilla

Vista del Ramal El Salobral tras superar el cruce con el camino de La Bacariza

Este recorrido da comienzo pasado el paraje de “El Palo”. En la bifurcación que se encuentra a 230 metros, se toma el camino de la izquierda que discurre por el canal de El Salobral. Tras superar el punto kilométrico 4 cruza un puente sobre el canal y continúa por el camino que sale a la derecha, paralelo al Canal de La Estacadilla.

Posteriormente llega al paso subterráneo bajo la autovía Linares- Albacete, la A-32 y, tras superarlo, el Camino discurre por el lado izquierdo del Canal de La Estacadilla, alejándose progresivamente de la carretera. Después llega a un cruce a nivel con una carretera que da servicio a una urbanización y también permite comunicar con el Canal de los Ojos de San Jorge y la carretera de Jaén, la N-322. Superado el cruce, el camino deja a la izquierda un área deportiva y pasa por un puente para cambiar al lado izquierdo del canal.

En el tramo final se pueden observar las compuertas antiguas del canal ya restauradas. El paisaje está dominado por parcelas sin cultivar que se alternan con repoblaciones y también se pueden ver numerosas madrigueras de conejo. El final comunica con la Vía Verde de Alcaraz.

Información adicional de la ruta

Paraje "El Palo"

Según la opinión más extendida, este paraje toma su nombre de algún puente o pasarela, que existió en este lugar en los tiempos en que funcionaba como partidor para la regulación hidráulica de las aguas superiores que se canalizaban hacia la ciudad de Albacete por el Canal de Mª Cristina.

Hasta bien entrado el siglo XX fue un lugar de ocio y baño para los habitantes menos pudientes de Albacete. También las aguas aquí estancadas fueron utilizadas para el riego del cinturón agrario de la ciudad. Su decadencia se inició con la progresiva desecación de las aguas superficiales de toda la comarca, hasta llegar al estado actual en que la presencia de agua se produce únicamente tras las lluvias intensas.

Hoy, este espacio, reconvertido en punto de descanso del Camino Natural, recupera un importante espacio de gran valor sentimental para los habitantes de mayor edad de Albacete.

Aguas Nuevas

Jurídicamente es una Entidad Local Menor perteneciente a la población de Albacete, y su origen es relativamente reciente. Su poblamiento se inició por el asentamiento de colonos en la década de los 60 del pasado siglo, atraídos hasta la zona por las posibilidades que ofrecía para su explotación el regadío del acuífero de la zona, y a la mejora del drenaje superficial a través de la red de canales por los que ahora discurre el Camino Natural.

Su principal valor es su original modelo de urbanismo a nivel provincial y nacional. En sus líneas básicas guarda semejanza con el modelo de arquitectura modular practicado en Vegaviana (Cáceres) por el arquitecto Fernández del Amo a instancias del Instituto Nacional de Colonización. Aunque el moderno crecimiento ha desdibujado, en parte, su carácter primigenio, la población sigue conservando su atractivo para los visitantes.

Enlaces de interés