Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Camino Natural de Sort i la Vall d'Àssua

  • Camino Natural de Sort i la Vall d'Àssua

Entre el valle y la montaña leridanos

Lejos del ruido de las grandes ciudades y de las zonas más pobladas, el Camino Natural de Sort y la Vall d’Àssua nos adentra en los rincones de la comarca leridana del Pallars Sobirà, un área de montaña salpicada por pintorescos pueblos de singulares iglesias y castillos medievales, que perviven en plena naturaleza esparcidos por los distintos valles que confluyen hasta el río Noguera Pallaresa, su principal eje de comunicación.

Perfil MIDE del CN de Sort i la Vall d'Àssua

El Pallars Sobirà, en la provincia de Lleida, es la comarca con más espacio protegido de Cataluña, distribuido entre el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici y el Parque Natural del Alt Pirineu. En ella se encuentran el mayor lago de los Pirineos, el de Certascan, y la cima más alta de Cataluña, la Pica d’Estats.

Los 15 municipios en los que se divide esta comarca de montaña agrupan unos 135 pueblos repartidos por los distintos valles que confluyen hasta el río Noguera Pallaresa. El Camino Natural de Sort y la Vall d’Àssua nos permitirá aproximarnos a estas pequeñas poblaciones, caracterizadas por sus edificaciones más antiguas, especialmente sus iglesias, algunas románicas y otras de marcado influjo lombardo fruto de su aislamiento, y en las que resalta el esbelto desarrollo de muchos de sus campanarios.

El trazado de la ruta nos alejará de carreteras y nos conducirá por antiguas vías de comunicación, como los caminos de herradura, que nos harán disfrutar de bucólicos paisajes rurales y nos acercarán a las tradiciones de la zona, donde el aprovechamiento ganadero y el cultivo agrícola de subsistencia caracterizaron la vida de sus habitantes durante muchos siglos.

A través del Camino Natural nos adentraremos en los rincones del Batlliu de Sort y la Vall d’Àssua, en un área caracterizada por la baja densidad de población. Desde el camino podremos aproximarnos a los pueblecitos de Olp, Castellviny, Pujalt y Bressui, en el Batlliu de Sort, y a los de Altron, Bernui, Llessui, Sauri y Sorre, en la Vall d’Àssua.

El Camino Natural de Sort y la Vall d’Àssua está integrado por un conjunto de rutas acondicionadas en torno a un camino principal que se divide en seis tramos, entre las localidades de Sort, Olp, Altron, Sauri, Llessui, Les Bordes de Llessui y el Pas de Mainera. Conectadas con este camino principal encontraremos hasta doce rutas secundarias.

Parte del Camino transcurre por tres etapas de una importante ruta temática denominada El Pas del Temps (El Paso del tiempo), que se desarrolla por el Pallars Sobirà y el Pallars Jussà. Este recorrido tiene su inicio en La Pobla de Segur y finaliza en Isil, siguiendo el eje del río Noguera Pallaresa por un entorno paisajístico de primer orden, que va desde el Prepirineo al pie del Pirineo. Dentro de esta importante ruta se encuentran el tramo de Camino Natural entre Altron y Olp y el tramo de variante del mismo entre Olp y Pujalt.

De Sort a Olp

Vista de Sort desde el camino a Castellviny

La ruta comienza en la villa condal de Sort, capital del Pallars Sobirà. Dentro de su núcleo urbano destaca el castillo de los Condes de Pallars, situado en la parte superior, próximo a los caminos de Sort con la Vall d’Àssua y los pueblos del Batlliu de Sort (antigua definición de los pueblos que dependían de un municipio más grande). En Sort, también encontraremos la prisión-museo del Camino de la Libertad, que recoge los testimonios del paso de fugitivos de la II Guerra Mundial por esta parte del Pirineo, y también la iglesia de Sant Feliu. El camino principal parte del extremo suroeste del núcleo de Sort, siguiendo un vial asfaltado que conduce a la parte superior de las ruinas del castillo.

Poco antes de acceder al castillo, a nuestra derecha sale una pista que asciende entre prados en dirección noroeste. Poco después, dejaremos esta pista, que se cruza posteriormente, y seguiremos un camino de herradura con grandes muros que converge más adelante con un tramo asfaltado, por el que continuaremos algo más de 300 metros hacia el Norte. La ruta deja la carretera y, a la izquierda, cogeremos de nuevo el antiguo camino de herradura.

Continuando en dirección norte-noroeste, el Camino converge en su tramo final con un tramo de pista que nos lleva hasta Olp, donde podremos visitar la iglesia parroquial de la Madre de Dios de la Purificación o de la Candelera, recientemente restaurada y de gran porte y belleza, y las ruinas de la iglesia de San Pedro. A algo más de un kilómetro, en un cerro que domina el pueblo, encontraremos también la pequeña ermita de San José, desde la que se tienen unas magníficas vistas del valle.

En este primer tramo del camino principal, tendremos la opción de tomar algunas alternativas secundarias que conectan con el Camino Natural. Algunas de estas variantes nacen en las inmediaciones del río Noguera Pallaresa y otras en las proximidades de las ruinas del castillo de Sort. Una de ellas es la ruta que conduce hasta el núcleo de Bressui. Volviendo a la carretera que da acceso a los restos del castillo, en las proximidades de la primera curva, sale una pista que se transforma a los pocos metros en un camino de herradura hacia el Sur-Suroeste. Entre matas de matorral y de frondosas y pequeños bancales cubiertos de pastizal, alcanzaremos las casas de Bressui. Para la vuelta, seguiremos por un camino de herradura en dirección a los prados en terraza situados al norte del núcleo de Bressui y continuaremos por una ladera empinada en la que se estrecha el sendero. Accederemos así al tramo inferior del camino entre Pujalt y Sort, que avanza por un camino de herradura, y que tomaremos en sentido descendente hacia el Este, recorriendo los prados situados al oeste de Sort, hasta llegar otra vez a las inmediaciones de su castillo.

Otra de las rutas secundarias que podemos tomar desde la villa de Sort parte de la orilla izquierda del puente carretero sobre el río Noguera Pallaresa. Desde allí, por la margen izquierda del río, subiremos a la parte superior de la mota de protección frente a riadas, que desciende hacia el Sur. Desde este alto, tendremos buenas vistas del Noguera Pallaresa y de los prados y choperas situadas en el fondo de valle. Después de recorrer la mota, el Camino continúa por una pista muy próxima al nivel del curso fluvial, que en este tramo es muy amplio porque no está canalizado. Así, llegaremos hasta el río Cantó y seguiremos su curso en sentido ascendente muy próximos a su orilla derecha, sin cruzarlo, hasta la base de una ladera de encinar.

En este entorno, la ruta converge con el camino tradicional entre Tornafort y Sort, que seguiremos en dirección norte por la base del encinar. Este camino tradicional converge finalmente con una pista de acceso a fincas y, posteriormente, con una pista asfaltada principal que atraviesa el polígono industrial de Sort y que nos devolverá al punto de partida.

Puente peatonal de Santa Caterina que permite cruzar el río Noguera Pallaresa a la altura de Rialp

También desde la orilla izquierda del puente carretero, a unos 30 metros, podremos coger una pista que sale a nuestra izquierda detrás de unas edificaciones, y que conduce hasta la población de Rialp. Siguiendo esta pista llegaremos a una bifurcación, donde tomaremos el ramal de la izquierda. En su avance, la ruta va tomando dirección norte y conduce hasta el área de ribera del río. Durante un tramo largo, caminaremos muy cerca de su denso bosque lineal de frondosas. Poco después, el camino se estrecha y asciende para salvar unos cortados, atravesando un bosque abierto de encinar. Posteriormente, la ruta desciende, cruzando por su parte inferior una finca vallada, hasta alcanzar el vial asfaltado que da acceso a la finca desde la carretera. Bajando por esta pista asfaltada volveremos al río y lo cruzaremos por un puente. Más tarde, atravesaremos la carretera y detrás de una gasolinera continuaremos por un amplio camino que nos llevará por el fondo del valle, entre prados y laderas, hasta Rialp.

La localidad de Rialp fue una villa amurallada de origen medieval con un castillo que en su día fue el más importante de la Vall d’Àssua. Este castillo, que en un principio fue una torre avanzada del castillo de Surp, se encuentra actualmente en estado de ruina. En un extremo de la villa se alza la iglesia de la Madre de Dios de Valldeflors y en su núcleo originario aún se conserva la arcada gótica del portal del torrente de San Antonio, por donde pasaba el porticado camino real de la ribera. Una pasarela peatonal sobre el río Noguera Pallaresa nos permite el acceso a diferentes rutas por la otra vertiente.

Desde Sort también podremos acceder por otra variante secundaria a uno de los rincones más visitados por los habitantes de la localidad, la Fuente de la Matraca. Para llegar hasta allí, también desde la orilla izquierda del puente sobre el Noguera Pallaresa, seguiremos un vial que da acceso a la urbanización. Este vial se encuentra entre dos carreteras. Cruzaremos la urbanización y continuaremos por un camino que nos adentrará en una masa boscosa y que nos llevará hasta una zona de pequeñas parcelas, donde encontraremos la fuente.

Para regresar a Sort podremos optar por dos alternativas. Una de ellas es volver sobre nuestros pasos y tomar una pista que desciende hacia el valle para coger otra que nos devolverá al punto de partida. La segunda alternativa también es una pista que desciende hacia el valle y que da acceso al vial principal, asfaltado en parte, y que da acceso al polígono industrial.

Por último, siguiendo el tramo del Camino Natural desde Sort hasta Olp, podremos acceder a una carretera asfaltada, que tomaremos a nuestra izquierda para llegar al entorno de la Borda de Botja. En este punto, sale un camino de herradura que nos conducirá por un paisaje aterrazado entre prados y setos arbolados de frondosas hasta Castellviny. Ya en Castellviny, nos dirigiremos hacia la iglesia y a su acceso por carretera, desde donde continuaremos por un camino empinado, que corresponde con una antigua trocha, y que nos permitirá enlazar con el camino de herradura entre Pujalt y Olp.

De Olp a Altrón

Vistas del Alto Pirineo Leridano desde la ermita de Sant Josep d’Olp

La segunda etapa del camino principal discurre entre Olp y la localidad de Altron. Desde Olp nos dirigiremos hacia el Norte por la carretera a Pujalt, pero a poco más de 100 metros del núcleo deberemos tomar una pista a nuestra derecha, que enseguida coge dirección norte y se transforma en un camino de herradura que avanza entre prados, pastizales y setos arbolados. Al llegar aproximadamente al cambio de vertiente, sale un camino a la derecha que nos permite acceder a la ermita de Sant Josep, interesante mirador del valle.

Desde este desvío, el camino de herradura avanza con dirección noroeste entre prados de siega que posteriormente se convierten en pastizales y áreas de ladera, en las que se observan robles marcescentes (Quercus sp.), álamos (Populus alba), fresnos (Fraxinus sp.) y avellaneras (Corylus avellana). Cruzaremos la carretera y continuaremos por una pista que nos dará acceso a la ermita de Mare de Déu de Montserrat.

Continuaremos por esta pista, que pronto vuelve hacia el Oeste y que nos dirige hacia el núcleo de Altron, donde podremos visitar edificios singulares como la iglesia de San Sadurní o Sant Serni, el oratorio de Montserrat o del Roser y la casa señorial Subirà, que durante el siglo XVIII fue una de las casas más fuertes de la Vall d’Àssua.

Una de las variantes secundarias que nacen desde Olp nos lleva hasta Pujalt. El Camino parte del barrio inferior del núcleo de Olp, desde la misma plaza de la iglesia, a partir de la cual nos dirigiremos hacia el Sur para tomar un camino de herradura que sale a nuestra derecha después de atravesar un barranco por la carretera a Castellviny. Es un camino de herradura que cruza prados y laderas cubiertas por masas mixtas de frondosas. Al acceder al cambio de vertiente, la ruta coincide en pocos metros con la carretera de Olp a Pujalt. En este entorno, y con vistas al núcleo de Pujalt, hay unos bancos y un panel informativo sobre mariposas.

Desde aquí hasta Pujalt, la ruta sigue a través de un camino de herradura. En Pujalt podremos visitar un centro de interpretación de mariposas. Desde el extremo sureste de Pujalt también podremos regresar a Sort. Al principio, el camino presenta un fuerte zigzag por la inclinación del terreno, pero se modera al descender. En su mitad superior, la senda atraviesa densas masas de frondosas y se observan robles marcescentes, álamos, fresnos, sauces (Salix sp.), arces (Acer sp.) y serbales (Sorbus sp.). La mitad inferior de la ruta, prácticamente después de conectar con un camino que da a acceso a Bressui, corresponde con un camino de herradura. El camino corta sucesivamente con una pista que daba acceso a los prados de siega situados al oeste de Sort. Antes de llegar a su destino, el Camino converge con la pista que se inicia en las proximidades del castillo y la parte superior de la iglesia de Sort.

De Altrón a Sauri

Los cercanos núcleos de Sorre y Altron, rodeados de las características terrazas de cultivo y prados de siega

El tercer tramo del camino principal comunica las localidades de Altron y Sauri. Desde la entrada por carretera a Altron, la ruta se inicia por una pista que sale enfrente con dirección sur. A pocos metros, esta pista desaparece en una bifurcación y seguiremos el camino de la derecha que lleva dirección suroeste. La ruta nos permite buenas vistas del entorno de Altron y Sorre y avanza por media ladera cruzando pequeños prados, en los terrenos más llanos, y espesos bosques de avellaneras y mezclas de frondosas en los terrenos con pendiente. En los bosques de frondosas encontraremos álamos temblones (Populus tremula), fresnos, robles marcescentes, chopos (Populus nigra), abedules (Betula sp.), serbales, arces y nogueras (Juglans regia).

El Camino se estrecha en los tramos que avanzan por la foresta y se amplía al discurrir entre prados. Continuaremos por una trocha de acceso a los prados por donde se desciende hasta el curso del río Boïgues. Posteriormente, cruzaremos alternativamente dos pasos de sendos barrancos y ascenderemos por un camino hasta Sauri.

Desde Altron una de las variantes del camino principal que podemos tomar conduce hasta la Fuente de Libeto. Se trata de un pequeño recorrido circular que transcurre por una pista situada frente a la entrada por carretera al núcleo de Altron. Ascenderemos por una pista que pronto desaparece y que se bifurca en dos caminos. Para ascender, seguiremos por uno de los dos y la vuelta la realizaremos por el otro. Son caminos que dan acceso a los prados situados en una terraza superior a los del entorno del pueblo.

De Sauri a Llessui

Tramo acondicionado con escalones de piedra entre Sauri y Llesui

La cuarta etapa del camino principal transcurre entre Sauri y Llessui. El Camino nace de la parte superior de Sauri, junto a la iglesia de San Víctor, que sigue el estilo del entorno. En la otra orilla del río también destaca la casa y antiguo lugar de Menauri, con las ruinas de la antigua iglesia románica de San Esteban.

Junto a la iglesia de Sauri sale una pista de hormigón que posteriormente se convierte en un camino de herradura. Este camino cruza y sigue en dos pequeños tramos la carretera a Llessui, antes de llegar a esta localidad por su extremo sur. En el núcleo originario de Llesui encontramos la iglesia de San Pere, que tiene la peculiaridad de tener la entrada bajo el campanario, y en el barrio situado al Este, la iglesia románica de San Julián.

Desde Sauri también podemos tomar otra variante secundaria que nos conduce por Bernui hasta Sorre. Esta ruta comienza desde las casas más bajas del núcleo de Sauri por una pista hacia el Este. Manteniendo esta dirección y luego hacia el Nordeste, a través de pastizales, llegaremos a Bernui, donde destaca la iglesia románica de Santa María, en cuyo interior se encuentra una talla de madera policromada de la Madre de Dios.

Atravesaremos Bernui con dirección este para tomar un camino de herradura que avanza bajo el nivel de los principales prados de la localidad. De esta forma, accederemos a un tramo de unos 250 metros por la carretera hacia Sorre, hasta coger de nuevo el camino de herradura que baja al inicio en zigzag con dirección nordeste. Accederemos a Sorre por el oeste del núcleo junto a un área recreativa. Cruzaremos la carretera y ya estaremos en Sorre, donde también destaca la pequeña iglesia de San Esteban, de origen románico, pero posteriormente muy transformada.

Al sur de Sorre encontraremos la capilla de San Antonio y, en el camino a Caregue, la pequeña ermita de Santa Ana, a la que podremos acceder por un camino de herradura que parte del extremo norte de Sorre y que avanza entre prados de siega y diente con dirección norte-nordeste. Desde la capilla de Santa Ana disfrutaremos de unas vistas privilegiadas del valle.

Tomando como punto de partida Bernui podremos realizar otra variante para converger con el Camino Natural entre Altron y Sauri. Para ello, partiremos del extremo este de Bernui y, a unos 100 metros del núcleo, comenzaremos a descender por un camino en zigzag por la ladera sur situada al pie del pueblo, hasta alcanzar el río Boïgues. Cruzaremos el río y continuaremos por un camino que recorre la ribera de la margen derecha hasta alcanzar unos prados. Después de cruzar estos prados, la ruta continúa entre densas avellaneras y pastizales hasta llegar a una pista que finalmente converge con el Camino Natural.

Otra ruta secundaria ligada al camino principal es la que discurre entre Llessui, Sorre y Altron. Este camino parte del núcleo de casas de Llesui situado al Este por una pista que enlaza con la principal que asciende hacia el valle, y que seguiremos en sentido descendente a nuestra derecha. Al llegar a la carretera, tomaremos un camino de herradura que baja entre pastizales y laderas de matorral. En nuestro descenso, también atravesaremos un bucólico paisaje de prados con setos arbolados. Antes de acceder a Sorre, el camino corta en dos ocasiones la carretera.

Para descender a Altron desde Sorre, seguiremos una pista que posteriormente converge con el antiguo camino de herradura. Este camino se ve cortado más adelante por la pista, pero se debe seguir en dirección nordeste hasta las proximidades del río San Antoni, donde se continúa dirección sur para acceder a la zona de prados al este de Altron y, desde allí, subiremos hasta el núcleo de casas.

De Llessui a Les Bordes de Llessui

Panorámica de Llesui desde el mirador de Sant Jaume

El quinto tramo de la ruta principal del Camino Natural de Sort y la Vall d’Àssua discurre entre Llessui y Les Bordes de Llessui. La ruta parte del entorno de la iglesia de Llessui y continúa hacia el Nordeste por zonas urbanizadas hasta alcanzar un grupo de edificaciones situadas en la parte más alta del núcleo. Desde este punto parte un camino de herradura, con tramos empedrados de gran belleza, que asciende entre prados hasta el mirador de Sant Jaume, donde tendremos muy buenas vistas del valle. Siguiendo el camino y al cambiar de vertiente atravesaremos unas áreas de pastizal en ladera. A continuación, cruzaremos la pista principal que da acceso al valle y continuaremos por el camino de herradura, un tanto difuminado en este tramo, hasta alcanzar una pista secundaria que recorre el valle encajado en un nivel inferior a la pista principal. Continuaremos el camino por la pista secundaria, con bellas panorámicas del valle y de las laderas rocosas de la vertiente izquierda del curso del río Berasti-Rialbo, y accederemos directamente a la zona de Les Bordes.

De Les Bordes de Llessui al Pas de Mainera

Ascensión desde Bordes de Llesui

Por último, el Camino Natural discurre por un tramo final que une Les Bordes de Llessui con el Pas de Mainera. La ruta parte entre las dos edificaciones principales y asciende al inicio por un corto tramo de camino vallado hasta alcanzar una borda en la parte superior. Desde allí, durante un tramo, sigue una antigua pista que finalmente vuelve a convertirse en camino. Conforme asciende y atraviesa varios barrancos, el camino se va estrechando y, en la parte final, se convierte en una senda con algún tramo de menor definición. El Camino nos lleva por la margen izquierda del río Berasti hasta el Pas de Mainera. Desde el Camino disfrutaremos de unas espectaculares vistas de este valle de alta montaña por el que ascenderemos a través de laderas de pastizal, masas de avellanos, manchas de enebro de montaña y el espectacular curso alto del río Berasti, con sus rápidos y pequeños saltos.

Información adicional

El Parque Natural del Alto Pirineo

Desde el núcleo de Rialp se tiene acceso a un importante espacio protegido. Se trata del Parque Natural de L’Alt Pirineu, el más extenso de Cataluña, y donde se localizan las máximas altitudes del territorio catalán. Posee un alto valor natural, con áreas de gran interés geológico y una rica variedad de flora y fauna de especial singularidad e interés, correspondiente a los medios desde el montano hasta el alpino de la vertiente sur del Pirineo Central. Dispone de una amplia red de itinerarios, rutas y senderos para acceder a los núcleos y valles que lo integran.

El Parque Nacional de Aigüestortes I Estany de Sant Maurici

Situado en el norte de la provincia de Lleida, en los Pirineos Centrales, el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici fue creado el 21 de octubre de 1955. Fue el quinto Parque Nacional de España y el segundo de los Pirineos, después del Parque Nacional de Ordesa.

Por el Camino Natural de Sort y la Vall d’Àssua se accede hasta la periferia de Aigüestortes, un espacio protegido que se caracteriza por un paisaje de alta montaña de impresionante relieve y una gran riqueza de fauna y vegetación. Los más de 200 lagos o estanys y los característicos meandros de alta montaña (las aigüestortes) que bajan por las laderas son los grandes protagonistas del Parque, junto a los impresionantes riscos de “Els Encantats”.

Junto a pinos, abedules y hayas, en el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici destaca la presencia del abeto, tan escaso en España, que alcanza su más bella expresión en la zona denominada como la Mata de València.

Enlaces de interés