Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Camino Natural de la Ribeira Sacra

  • Camino Natural de la Ribeira Sacra

Por Tierras de vino y oración

Posiblemente el topónimo "Ribeira Sacra" por el que se conoce esta zona, sea debido a la gran cantidad de edificios religiosos que conserva. De todos ellos pueden visitarse 18 monasterios, entre los que cabe destacar el de Monforte de Lemos, y el de san Estevo de Ribas de Sil, reconvertido hoy día en Parador de Turismo.

Esta comarca enclavada entre los ríos Sil y Miño, que actúa como divisoria natural entre las provincias de Orense y Lugo, tiene por convenio su capital comarcal en Monforte de Lemos (Lugo). Especialmente conocida por sus tesoros culturales y su gran biodiversidad, la Ribeira Sacra, nombre también de la Denominación de Origen de sus vinos, encierra paisajes y ecosistemas tan espectaculares y únicos como los Cañones del Sil.

El Camino Natural de la Ribeira Sacra consta de varias rutas:

1- De Parada de Sil al Monasterio de Santa Cristina

Perfil MIDE de la ruta Parada do Sil al Monasterio de Santa Cristina

Este trayecto comienza en la entrada del pueblo de Parada de Sil, junto al monumento homenaje a "O Barquilleiro", desde donde desciende entre las casas, siguiendo las marcas blancas y amarillas, hasta el cruce con la carretera OU-605. Continúa hacia la derecha unos 200 m para desviarse a la izquierda por la carretera que se dirige a Fondodevila.

Patio del Monasterio de Santa Cristina

Una vez alcanzado el casco urbano de esta pequeña población, el trayecto pasa ante una fuente, y gira a la izquierda por un camino señalizado de tierra que transcurre entre muros de piedra y castaños (Castanea sativa) centenarios, hasta llegar a la carretera que va hacia Os Torgas y los Balcones de Madrid. En ese punto la ruta desciende hasta un cruce ubicado junto a un parking, cerca de un campo de fútbol y un área recreativa. A pesar de que el Camino Natural continúa por la izquierda, merece la pena hacer un alto y desviarse a la derecha para visitar los Balcones de Madrid, un espectacular mirador natural sobre los cañones del Sil.

Siguiendo de frente, el trayecto se une en un nuevo cruce al trazado de este camino, descendiendo entre pinos y robles (Quercus robur) por una pista de grava con fuerte pendiente. Tras cruzar varios caminos y la ruta PRG-98, llega a un puente de madera. Desde aquí se inicia un ascenso por un camino empedrado hasta volver a confluir con la PRG-98. Pasado este punto, comienza una nueva bajada por un antiguo camino empedrado, hasta un puente de piedra que cruza por tercera vez la ruta PRG-98, desde donde prosigue por un camino de hormigón hasta Portela.

Panorámica del río Sil desde la ruta

La ruta cruza esta población y asciende por carretera hasta la ermita de San Antonio. Aquí confluye con la carretera que, hacia la derecha, va hasta el cercano pueblo de Castro. Una vez sobrepasado su núcleo comienza una fuerte pendiente del 12 % que desciende hacia el monasterio de Santa Cristina. La carretera pasa después por una gran curva cerrada desde donde puede verse una impresionante panorámica de los cañones que ha ido formando durante milenios el río Sil. El trayecto continúa bajando aproximadamente 1 km, hasta el monasterio de Santa Cristina, donde terminan la carretera y la ruta.

Desde este punto se puede acceder al monasterio, bajando entre castaños centenarios por un corto tramo escalonado.

2 - Ruta del Monasterio de Santo Estevo - Ermita Virxen do Monte

Perfil MIDE de la ruta Monasterio de Santo Estevo a la Hermita Virxen do Monte

La ruta comienza en una pequeña carretera que avanza entre pinos, robles, abedules, retamas y tojos desde el Alto de Couso, en dirección norte, hacia el pueblo de Meiroás. Al llegar al primer cruce es necesario girar a la izquierda hasta una segunda intersección en la que el Camino Natural sigue por la derecha hasta un tercer cruce donde la ruta continúa de frente. En este punto también arranca hacia la derecha, el tercer ramal de este camino natural denominado Ruta Meiroás - Melón Baixo. El trayecto pasa por un cruce en el que es preciso continuar hacia la derecha unos 300 m, por un estrecho camino de gravilla entre prados, que cruza Melón Baixo, saliendo de su casco urbano por unas pequeñas escaleras que bajan desde su plaza al camino de grava.

Ermita Virxen do Monte

La ruta supera un cruce por el que es preciso seguir a la derecha, continuando por la carretera hasta Melón Alto. A la entrada de esta pequeña localidad, la ruta gira nuevamente a la derecha, por detrás de la parada del autobús, y continúa ascendiendo por el camino señalizado hasta llegar a una fuente con abrevadero. Desde aquí sale del pueblo por una pista de grava, que después se desvía a la izquierda por otra cuyo tramo inicial es de hormigón, hasta llegar por un estrecho camino de herradura, a un nuevo cruce, donde el trayecto continúa hacia la derecha por un robledal hasta una ancha pista con firme de grava. Desde este punto comienza hacia la izquierda, otro ramal de este camino natural, conocido como la Ruta de los Arcos.

Tras llegar a un tramo que coincide con una carretera asfaltada, el trazado de esta ruta diverge por un camino de grava paralelo, que remonta una fuerte pendiente, hasta el prado donde se encuentra la ermita da Virxen do Monte. Este lugar dispone de una zona acondicionada con una fuente y varias mesas donde disfrutar de un merecido descanso.

Puente de San Esteban

La ruta bordea la ermita y, tras girar hacia la izquierda por un camino de grava, desciende a la carretera y continúa en paralelo a ella hasta un cruce. Siguiendo hacia la izquierda por una pista de grava hasta llegar a Nogueira de Ramuín, la senda pasa después junto a un parque eólico y siete nuevos cruces sucesivos, hasta que finalmente alcanza el municipio de Casares.

Una vez que se ha cruzado el pueblo, este trayecto sigue por la carretera hasta el primer desvío que aparece a la derecha. Después, continúa entre retamas y robles por una pista de grava, hasta la cercana localidad de Pombar. Siguiendo por sus calles hasta la carretera OU- 508, el camino continúa en descenso, tomando el primer desvío que surge a la izquierda, hacia un nuevo cruce donde es preciso girar a la derecha. Si se decide subir desde este punto hacia la izquierda, se llega a la antigua fortaleza de Penedos do Castro, desde donde es posible disfrutar de unas magníficas vistas del valle del Sil y del monasterio de Santo Estevo.

La ruta prosigue su descenso entre robles y castaños por una pista de grava, hasta llegar a Santo Estevo de Ribas de Sil, localidad donde se ubica el monasterio, transformado recientemente en Parador Nacional.

El camino continúa hacia la estación de Santo Estevo. Asciende por la carretera de acceso y atraviesa el pueblo, girando a la izquierda antes de abandonar el casco urbano por un camino empedrado. Tras bajar por un bosque de castaños y robles, llega a la carretera y continúa su último tramo por ella en paralelo al río Sil, hasta el puente de la estación de San Estevo, donde finaliza la ruta.

3 - Ruta de Meiroás - Melón Baixo:

Camino hacia Melón Alto

El tercer trazado de los que componen este camino natural comienza a la altura del cruce del km 3 de la Ruta de monasterio de Santo Estevo - Ermita Virxen do Monte, donde gira a la derecha por la carretera, dirección Meiroás, hasta llegar a la plaza del pueblo, donde hay varios cabazos, u hórreos típicos gallegos. Después gira a la izquierda y avanza entre las casas del pueblo, para continuar por un camino de tierra hasta llegar, en el km 1 de la Ruta, a la carretera que conduce a Xunqueira de Espadanedo. Tras unos metros de recorrido por el asfalto, se desvía a la derecha por un camino de tierra.

Al llegar a un cruce, donde es preciso continuar por el camino de la derecha entre prados y bosquetes de roble y abedul (Betula sp.), hasta unirse a una carretera asfaltada en la que tuerce a la derecha, continuando un tramo por ella hasta girar a la izquierda por un camino entre muros de piedra. Después de atravesar una robleda centenaria, la senda comienza a subir por una zona de tojos (Ulex sp.) y retamas, hasta alcanzar los prados del pueblo de Casanova. El Camino Natural prosigue hacia la izquierda por la carretera, cruza la plaza del pueblo y gira a la derecha para entrar, pocos metros después, a un camino que hay a la izquierda, entre muros de piedra, y viejos robles y castaños.

La ruta continúa atravesando un bosque de robles jóvenes, hasta llegar a una pista ancha, por la que continúa durante unos metros, hasta desviarse poco después, por un camino ladera abajo. Tras cruzar un pequeño puente, alcanza un nuevo cruce en el que es necesario girar por un camino que se abre a la izquierda entre muros de piedra, y atravesar por él un frondoso robledal, hasta llegar a la carretera de Melón Baixo. Desde este punto, la ruta gira a la derecha para y llega a la plaza del pueblo donde termina el recorrido.

4 - Ruta de Los Arcos:

Rodadas en el Camino Real

Esta corta variable comienza en el cruce ubicado en la ruta principal o Camino Real de la Ribeira Sacra. Transcurre por un camino de piedra que permite apreciar las antiguas rodadas del continuo paso de carros, y continúa por un bosque de robles hasta alcanzar la carretera que lleva hasta Arcos. Después gira a la izquierda hasta llegar al pueblo y cruzarlo, siguiendo entre prados y robles hacia la derecha, por un estrecho camino de piedra que confluye en la carretera donde finaliza esta corta ruta.

5 - Ruta de San Xoán de Cachón:

La última variable de este Camino Natural comienza en un camino de loseta de granito, al O del monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil. Al salir del pueblo, hay un cruce desde el que parte hacia la izquierda una ruta señalizada que desciende después entre grandes castaños por la derecha, hasta pasar bajo el monasterio.

Monasterio de San Estevo

Tras girar a la izquierda, el camino atraviesa, más o menos en llano, un bosque de robles, castaños, madroños (Arbutus unedo) y alcornoques (Quercus suber). Después de cruzar dos puentes de madera tendidos sobre unos arroyos, llega a una repoblación de eucaliptos (Eucalyptus sp.). En este punto el sendero comienza a descender en zigzag por unas escaleras de fuerte pendiente, hasta alcanzar la carretera que bordea el Sil, punto donde termina esta corta pero agradable ruta.

Información adicional de la ruta

Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil

Ubicado en el municipio de Parada de Sil, a pocos metros del río Sil, goza de un entorno de incomparable belleza, dominado por un frondoso bosque de castaños centenarios.

Aunque se especula con un origen más antiguo, la primera noticia que registra la existencia de este monasterio es del s. IX.

La iglesia, plenamente románica, de finales del s. XII, tiene planta de cruz latina con una sola nave más crucero. Su cabecera cuenta con tres ábsides, siendo el principal la prolongación de la nave, mientras que los absidiolos laterales se abren a los brazos del crucero.

También tiene otros elementos románicos como su torre y una pequeña portada anexa a la fachada que da acceso al claustro, en el que solamente se conservan en pie las dos galerías septentrionales, edificadas en el s. XVI y de estilo renacentista, que se articulan mediante arcos de medio punto sobre columnas de fustes ochavados.

Monasterio de Santo Estevo

El monasterio románico de Santo Estevo de Ribas de Sil es uno de los más importantes y conocidos de la Ribeira Sacra, ya que, además de conservar uno de los pocos claustros románicos de toda Galicia, llamado "de los Obispos", fue reconvertido en Parador de Turismo en 2004.

La iglesia monástica es de un estilo románico muy tardío. Tiene tres amplias naves con arcos apuntados que finalizan en una cabecera de tres ábsides, con la curiosidad de ser los laterales más altos que el central.

En su interior destaca un original retablo románico de forma pentagonal tallado en piedra, con la figura central de Cristo, flanqueado por los Apóstoles bajo arquerías.

Aunque el piso bajo es románico, para compensar el peso del piso superior, el claustro presenta pesados contrafuertes rematados en pináculos gótico tardíos, que rompen la armonía y regularidad de las arcadas románicas. Las austeras arquerías de medio punto apoyan sobre parejas de columnas con capiteles de fuste esbelto, decorados con motivos vegetales.

Enlaces de interés