Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Sala de prensa

Hoy, en el III Foro sobre Agricultura y Alimentación en Tenerife

Fernando Burgaz valora el papel del sector agroalimentario como “uno de los activos más importantes del país”, cuya actividad supone el 8 por ciento del PIB nacional

Logo Nota de prensa

19/01/2015

Recuerda que en todas sus fases de producción, transformación, comercialización y distribución, sustenta el empleo de más de 2 millones de personas

Subraya la garantía de estabilidad que supone para los agricultores la inyección de 47.000 millones de euros de la PAC, para el periodo 2014 – 2020

Destaca las medidas puestas en marcha por el Gobierno para promover la mejora estructural del sector, su competitividad y los trabajos desarrollados para impulsar el asociacionismo agrario

El director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Fernando Burgaz, ha resaltado la importancia adquirida por el sector agroalimentario en la economía española, “como uno de los activos más importantes del país, y motor de la recuperación”. Un sector, ha apuntado, que en todas sus fases de producción, transformación, comercialización y distribución, es responsable de algo más del 8 por ciento del PIB nacional, y que sustenta el empleo de más de 2 millones de personas.

Burgaz resumía así los logros del sector “cuyos datos de exportaciones en estos últimos dos años no ha dejado de crecer”, en el marco del III Foro de la Agricultura y la Alimentación que se ha celebrado hoy en la localidad de San Cristóbal de la Laguna en Tenerife bajo el lema “Los desafíos y perspectivas del sector agroalimentario en España”.

Cara a esas perspectivas de futuro, el director general ha subrayado el trabajo desarrollado por el Gobierno “para dotar al sector de un horizonte de estabilidad  que pusiese en valor los instrumentos dirigidos a reforzar su competitividad, a producir con calidad y a comercializar globalmente”.

A este respecto ha destacado la garantía que supone para el sector agrario en general y para los 16.000 agricultores canarios, la inyección de 47.000 millones de euros de la PAC, conseguidos en la negociación de la reforma para el periodo 2014 – 2020. Una cantidad que se distribuye entre las ayudas directas por valor de 35.705 millones de euros; ayudas de mercado de la OCM por un total de 3.000 millones de euros y 8.291 millones de euros para desarrollo rural.

Burgaz ha explicado como estas ayudas procedentes de la PAC, suponen cerca del 30 por ciento de la renta agraria y constituyen una garantía más de abastecimiento para la industria. Por otra parte, ha indicado el director general, dado que el 70 por ciento restante de la renta de las explotaciones proviene de mercado, se han puesto en marcha herramientas para la mejora estructural del sector. Entre estas medidas ha destacado cuatro ejes fundamentales como la mejora de la cadena alimentaria, la integración cooperativa, el impulso a la internacionalización o la innovación.

Unas reformas, ha puntualizado, “que están ayudando al sector agroalimentario a superar las deficiencias que limitan su competitividad y sus posibilidades de desarrollo”.

INTEGRACIÓN ASOCIATIVA

El director general ha incidido especialmente en los trabajos desarrollados para impulsar el asociacionismo agrario a través de la Ley de fomento de la integración de cooperativas y de otras entidades asociativas de carácter agroalimentario. Una norma, ha señalado,  destinada a mejorar la estructuración de la oferta, y fomentar la integración de productores y entidades para la constitución ó ampliación de entidades asociativas de carácter agroalimentario de ámbito supra-autonómico.

La Ley, ha explicado Burgaz, contempla dos instrumentos, uno de los cuales es  el Plan Estatal de Integración Asociativa que, para 2014, ha contado con una dotación de 3,125 millones de euros y que a partir de 2015, se desarrollará en gran medida a través del programa nacional de desarrollo rural, en una medida específica de integración asociativa, para la que se prevé una dotación mínima del FEADER de 137,4 millones de euros para 2014 – 2020.

Y junto a este Plan, el Real Decreto que crea la figura de la Entidad Asociativa Prioritaria, con la que se pretende determinar en primer lugar el carácter supra-autonómico de esta figura, así como el montante económico de facturación por sectores productivos, que se requiere para acceder a esta condición prioritaria.

Este aspecto del asociacionismo, ha planteado el director general, es de gran importancia para Canarias, cuyo sector cooperativo agroalimentario está compuesto por 68 cooperativas agrarias, representando un 2 por ciento del total nacional, con un  total de 1.558 personas ocupadas en el sector cooperativo agroalimentario.

El Ministerio, ha subrayado Burgaz, ha creado un escenario de oportunidades para la integración y ha establecido las herramientas para que se construyan alianzas. “Estamos inmersos en un proceso de puesta en marcha de medidas concretas y queremos contar con todas las cooperativas para ello” ha concluido el director general.

Logo Pie Nota de prensa