Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Sala de prensa

La ministra, que participará la próxima semana en la Cumbre de Naciones Unidas sobre cambio climático, se ha reunido hoy con 17 grandes empresas

García Tejerina promueve la creación de un grupo de trabajo estable con grandes empresas españolas para avanzar en la lucha contra el cambio climático

Logo Nota de prensa

18/09/2014

Este Grupo de Crecimiento Verde (GGG Spain), bajo el modelo del Green Growth Group europeo, tiene el objetivo de aumentar la participación de las empresas, compartir información, identificar las oportunidades y apoyar la presencia española en foros internacionales

La ministra ha destacado que “España quiere jugar un papel activo en el nuevo acuerdo internacional vinculante de cambio climático de París 2015, y es necesario el apoyo de empresas comprometidas con el medio ambiente”

Ha resaltado “el beneficio de una política realista de lucha contra el cambio climático, que mejora la salud y la calidad de vida de las personas y que también genera oportunidades de desarrollo y empleo”, como han supuesto los Proyectos Clima y los Planes PIMA

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha impulsado hoy la creación de un grupo de trabajo estable entre la Administración y grandes empresas españolas implicadas en la lucha contra el cambio climático, un Grupo de Crecimiento Verde español (GGG Spain) bajo el modelo del Green Growth Group (Grupo de Crecimiento Verde) europeo, que agrupa los países de la UE y en el que se discuten las políticas de economía verde y baja en carbono.

García Tejerina, acompañada por el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, se ha reunido hoy en sede ministerial con representantes de 17 grandes empresas de nuestro país interesadas y comprometidas con las políticas de cambio climático, a los que les ha planteado este foro, “donde encontrarnos las empresas y la Administración”, con los objetivos de incrementar la participación de las empresas, intercambiar información vinculada al cambio climático, identificar las oportunidades que se vayan abriendo, aportar propuestas para el diseño de unas políticas eficaces y realistas, y apoyar la presencia española en foros internacionales. A este nuevo foro, abierto, se le podrán ir sumando nuevas empresas.

Diez de estas 17 empresas están incluidas en el IBEX 35 (Iberdrola, Banco Santander, Mapfre, Ferrovial, Técnicas Reunidas, Telefónica, OHL, FCC, BBVA y Acciona). Las otras grandes empresas son Heineken, Renfe, Isover, NH, Ecoalf, Ence y Grupo Hera. Ferrovial y Acciona, además, participan en el grupo GGG Business, el pilar empresarial delGreen Growth Groupeuropeo.

 CUMBRE DE NACIONES UNIDAS LA PRÓXIMA SEMANA

El encuentro de hoy es previo a la participación de García Tejerina, la próxima semana en Nueva York, en la Cumbre de Naciones Unidas sobre cambio climático, junto a una delegación española que presidirán SS. MM. los Reyes.

“Consideramos necesario tener este diálogo abierto, justo antes del periodo de negociación internacional que ya comienza”, ha explicado. “Si corresponde a los Gobiernos diseñar un marco normativo estable y seguro, fijar unas reglas del juego claras y marcar unos objetivos comunes, las empresas sois actor principal en la lucha contra el cambio climático. Vuestras decisiones van a ser el gran motor que impulse la lucha contra el cambio climático”, ha afirmado.

PAPEL ACTIVO EN EL NUEVO ACUERDO INTERNACIONAL

La ministra ha destacado que “España quiere jugar un papel activo en el nuevo acuerdo internacional vinculante de cambio climático que ha de adoptarse en la Cumbre de París 2015, y es necesario el apoyo de empresas comprometidas con el medio ambiente, tenemos que aprovechar vuestra experiencia y vocación”.

El reto es conseguir que todos los países participen en el esfuerzo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, un objetivo que ha de lograrse acordando objetivos previos a la cita en París: de ahí la celebración de la Cumbre en Nueva York la próxima semana, y del desarrollo de otra Cumbre en diciembre en Lima. “Creemos que España puede jugar un papel clave en este último tramo de la negociación internacional antes de la Cumbre de París; además, estamos seguros de que contaremos con el apoyo, la experiencia y la complicidad del Comisario europeo”, ha añadido.

García Tejerina ha explicado a los representantes de las empresas que España, junto al resto de Unión Europea, asumió una posición de liderazgo en el primer periodo de vigencia del protocolo de Kioto, “y ese mismo compromiso es el que queremos seguir teniendo”, ha afirmado.

La posición del Gobierno en esta materia es que los objetivos deberán ser “tan ambiciosos como realistas”: “La credibilidad de la lucha contra el cambio climático pasa porque las metas sean alcanzables, lo contrario solo conduce a la frustración”, ha destacado, considerando además “imprescindible que se desarrollen en un marco jurídico estable, que ofrezca seguridad a los países y a los inversores”. Estos principios están en el centro de la propuesta que hace la Unión Europea en su conjunto, a través del denominado “paquete Energía y Clima”.

ESPAÑA CUMPLE CON LOS COMPROMISOS DE KIOTO

“No puedo dejar de señalar –ha afirmado García Tejerina– que los países europeos contamos con la autoridad de haber liderado el Protocolo de Kioto. España, a pesar de las malas perspectivas que teníamos al principio de legislatura, va a ser capaz de acreditar este mismo año que ha cumplido con los compromisos que firmó”.

En este contexto, la Comisión Europea ha propuesto los siguientes objetivos a 2030: una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero del 40% respecto de 1990; medidas de eficiencia energética del 30% para el conjunto de la Unión y un 27% de consumo de energías renovables.

 

“La posición del Gobierno es positiva, pero ha expresado la necesidad de avanzar también fortaleciendo las interconexiones energéticas con el resto de países de la Unión Europea”, ha señalado. “Consideramos que las interconexiones son un mecanismo estratégico necesario para garantizar la seguridad del suministro, y que sobre la base de la eficiencia energética deben permitir un desarrollo racional y sostenible de las fuentes de energía renovable”, ha añadido la ministra.

 

En este punto, ha destacado que en España hemos asumido el resto de que nuestro modelo económico avance en la transición hacia una economía baja en emisiones de carbono. “Una economía verde, baja en carbono, sólo la pueden hacer las empresas, y el Gobierno quiere que sean empresas españolas. No hay mejor Marca España que ponernos a la cabeza en estos sectores. El Gobierno quiere contar con vosotros para diseñar sus políticas de cambio climático; una política de cambio climático hecha de espaldas al sector empresarial está condenada al fracaso”, ha resaltado.

 

POLÍTICA REALISTA QUE GENERA CALIDAD DE VIDA Y EMPLEO

De ahí que las políticas de España en esta materia “se diseñan más allá de los objetivos del marco 2020, queremos asegurar resultados en el largo plazo y que España sea un referente de sostenibilidad y crecimiento verde”.

 

García Tejerina ha explicado que, a lo largo de esta legislatura, el Ejecutivo ha dado un importante vuelco en las políticas de cambio climático: “Nuestro propósito es claro, queremos que la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero sea efectiva; y que sea la base de un modelo de crecimiento sostenible, capaz de generar empleo”.

La ministra ha resaltado que “el beneficio de una política realista de lucha contra el cambio climático es incuestionable, ya que conlleva una mejora de la salud y de la calidad de vida de las personas, y también genera oportunidades de desarrollo, de crecimiento económico y de empleo”.

PROYECTOS CLIMA Y PLANES PIMA

En este punto, ha recordado la puesta en marcha, por parte del Ministerio, de los Proyectos Clima y de los Planes de Impulso al Medio Ambiente (PIMA).

Con los Proyectos Clima, el Estado adquiere la reducción de emisiones de los llamados “sectores difusos”, como son  el transporte, la agricultura, la edificación y los residuos. Con una inversión global de 28 millones de euros en las tres ediciones ya celebradas, su objetivo es reducir las emisiones en estos sectores y favorecer al mismo tiempo el desarrollo de actividad económica baja en carbono, aprovechando nichos de mercado que creen empleo “verde”.

 

Mientras, los Planes de Impulso al Medio Ambiente (PIMA) incentivan la renovación del parque de vehículos comerciales (PIMA Aire, que ya ha desarrollado tres ediciones, extendiendo las ayudas a motocicletas, ciclomotores eléctricos y a bicicletas de pedaleo asistido), maquinaria agrícola (PIMA Tierra), o las infraestructuras hoteleras de nuestro país (PIMA Sol), con la consiguiente reducción de las emisiones.

 

García Tejerina ha asegurado que, “a la vista de los buenos resultados obtenidos, vamos a seguir promoviendo nuevos Planes de Impulso al Medio Ambiente (PIMAs), incorporando el sector del transporte (camiones y autobuses de pasajeros)”.

 

La ministra, por último, ha detallado a los empresarios la reciente puesta en marcha del proyecto Huella de Carbono y su Registro asociado, una herramienta que permite a las empresas cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero que son liberadas a la atmósfera como consecuencia de su actividad (su huella de carbono) y reducirla mediante la utilización de sumideros nacionales.

 

Logo Pie Nota de prensa